Páginas vistas en total

martes, 18 de febrero de 2014

Patagonia into the wilD

El 10 de febrero comenzamos las vacaciones, con la cabeza puesta en recorrer los ríos que forman el río que hemos trabajado (Río Mendoza). Gracias a los locales Cristian Baccani y el Flaco Vila, fue posible la expedición que comenzaba en la zona montañosa de Penitentes con el Rio Cuevas, de poco caudal y modalidad creek. Este río desembocaba en el majestuoso y si caudaloso Río Tupungato. De este corrimos una pequeña sección de unos cinco km, con fuerte caudal y rápidos picantes que tras el puente y poco después del rápido del Carterista ( que se cobró uno de los kayaks Chilenos Fénix), el Tupungato que recibió las aguas del Cuevas, ahora se junta con las aguas del Vacas dando lugar al río Mendoza cuya sección alta nos toca correr ahora. Sección de caudal, picante y muy continua, y sino que le digan a Chencho al que el tocó nadar a lo Michael Phelps. Para terminar el día saldamos las cervezas y cenamos un buen asado, típico en Argentina.
De izquierda a derecha: el tanito, Baccani y el flaco Vila.

Todo el equipo de izquierda a derecha: Chofer, Marc, German, Amdrew, Jose, Vila, Chencho, Andrea y Christian.

Un paisaje muy loco. Puros Andes

En el put in con el culo prieto.


De ahí nuestros planes toman rumbo a Bariloche. El sur nos recibe genial visitando viejos amigos y consiguiendo kayaks para los dos gracias a la buena onda de Extremo Sur (gracias a todo el staff pero especialmente al jefe Alejandro y alos guias Mariano, Bauer y Chasqui. Un día y una larga noche en Bariloche para preparar el viaje al Manso. Partimos con un viaje comercial a la sección familiar del Manso que parte del lago Steffen, unos cuarenta km de clase II como mucho, una paliza, para llegar a la pasarela de Toni, el punto de donde empieza el Rafting a la frontera. El paisaje espectacular, entramos al valle del Manso por el río lo que le dio mas magia, gracias a que los chicos de Extremo Sur nos llevaron el equipaje al camping, pudimos realizar este viaje a traves de la Patagonia. Los cuatro dias restantes pasamos noche en el camping y kayakeamos la sección de río hasta la frontera de clase III. La gente local nos a cuidado mucho, ese Toni, Leo, Renne y todos los demás que han hecho sentirnos como en casa. También las chicas de Tierra Aventura (gracias por las rastas de Chencho) y la compañía Aguas Blancas que también se tiraron toda la onda. Con mucha pena nos despedimos de los guías (que por cierto nos dan un contacto para ir a Futa), del Valle y comenzamos el viaje a Chile.

Chao potrerillos que tantas alegrías y amistades nos trajiste!!

Rumbo a Neuquén

Lago Stephen

A mitad de camino entre la nada de la patagonia, Into the wild.

FaLCON al acecho de gallegos.

Lindo recuerdo del valle del manso

Paisaje patagónico muy diferente al andino, aca estamos en la reserva de agua mas grande del mundo.

Rio Manso, manso rio de agua cristalina.


A la mañana como siempre una flor en el culo, una pareja de Córdoba nos agarra (no nos coge), y nos deja en El Bolsón, la ciudad hippie del sur de Argentina. Pasamos el día en la feria de artesanía y nos preparamos porque mañana partimos rumbo a Futalefu!!!! En un mes nos vemos de vuelta por tierras oscenses!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario